Espacio aéreo

De: El Planeta invisible

12 06 pm

Categoría: Sin categoría

5 comentarios

Apertura:f/4
Distancia focal:6.3 mm
ISO:80
Obturación:1/500 segundos
Cámara:DMC-LX1

 

Tengo formación académica como físico, en inteligencia artificial e ingeniería del conocimiento, y como economista. Soy liberal, comentarista de opinión en Libertad Digital y miembro del Instituto Juan de Mariana. Y soy controlador aéreo en Aena desde hace once años, de lo cual no estoy precisamente orgulloso. He estado destinado en las torres de control de Tenerife Sur y en Madrid Barajas (donde fui instructor y supervisor) y ahora estoy en proceso de instrucción en el centro de control de ruta de Madrid Torrejón. Además he estado en comisiones de servicio en las torres de Almería, Ibiza y Málaga. Aclaro que este artículo lo escribo a título estrictamente personal.
Mis sueldos de los últimos años han estado ligeramente por encima de la media dada a conocer por el ministro Blanco (aquellos más de 330.000 euros brutos anuales). Además mi nómina era de las relativamente bajas en la torre de control de Barajas, ya que estando más o menos en la media de antigüedad y carrera profesional yo solo hacía la ampliación laboral básica (el primer nivel de los tres que había de horas extra). Y Barajas es una torre de categoría inferior a los centros de control, que es donde hay más personal destinado.
Estos abultados salarios se han conseguido mediante la elevación de la demanda de controladores y la restricción de su oferta, fenómenos que no han sido ajenos a la presión sindical y a su capacidad de hacer daño al dejar de prestar un servicio esencial difícilmente sustituible (la unión hace la fuerza, especialmente en un monopolio público como éste). Los propios controladores decidían de forma casi unilateral cuántos eran necesarios durante cada turno en cada dependencia (las configuraciones de referencia, con cantidades a mi juicio infladas y exageradas porque prácticamente siempre solía sobrar personal, a menudo se abrían sectores no estrictamente necesarios y las horas efectivamente trabajadas estaban lejos del límite reglamentario). Dada la limitación de horas a trabajar por convenio (1.200 anuales) se programaban grandes cantidades de horas extra.
Algunos controladores se han presentado ante la opinión pública como responsables trabajadores que sacrificaban su tiempo libre, su familia y su salud (el famoso presunto estrés laboral) para hacer las horas extra y salvar la navegación aérea, al turismo y al país: la verdad es que se aprovechaba cualquier oportunidad para generar esos servicios adicionales y se hacía cola para hacerlos y cobrarlos suculentamente. Simultáneamente el sindicato reclamaba con gran cinismo ante la opinión pública más controladores, justo lo contrario de lo que realmente quería (cualquier economista puede explicar cómo a los gremios les interesa restringir la competencia para elevar sus ingresos y mejorar sus condiciones).
Quizás por la bonanza económica o para evitar problemas políticos los ministros y los directivos anteriores de Aena cedieron ante la presión sindical, básicamente las amenazas de dejar de hacer esas infladas horas extra y quizás también retirar a los profesores de la escuela y parar en seco los procesos de formación. Otras medidas eran y son las típicas de las huelgas de celo: utilizar el reglamento y los procedimientos (estos últimos de nuevo decididos y aplicados según el criterio de los propios controladores) como excusas para ralentizar el tráfico (los controladores aéreos insisten mucho en la seguridad, la cual invocan constantemente y aprovechan para meter miedo al personal, pero de lo que no pueden presumir en general es de eficiencia).
Durante mucho tiempo advertí a mis compañeros de que se estaban pasando y que estaban generando un sistema insostenible, pero obviamente no me hicieron ningún caso y continuaron los excesos y abusos. Y entonces llegó la crisis económica, la reducción del tráfico aéreo y el cambio de ministro de Fomento y de equipo directivo en Aena. Y más recientemente las nuevas leyes sobre provisión de los servicios de navegación aérea. Lejos de practicar una sana autocrítica, el nuevo equipo directivo de USCA (Unión Sindical de Controladores Aéreos) ha decidido huir hacia delante, se han autoproclamado víctimas esclavizadas y han promovido la convocatoria de una huelga. Estoy totalmente en desacuerdo, y además me siento profundamente avergonzado e indignado por lo que he visto y oído en los últimos meses en la torre y en la sala de control. Por eso me he dado de baja del sindicato USCA y estoy considerando mi futuro profesional. En próximos artículos espero ir dando más detalles, aclarando ideas y desmontando diversas falacias difundidas interesadamente por algunos controladores aéreos.

Francisco Capella  director del área de Ciencia y Ética del Instituto Juan de Mariana

Anuncios

5 comentarios el “Espacio aéreo”

  1. bueno, yo soy un poco crítica con estos temas, miro un poco más allá de lo que normalmente “nos venden” y me resulta tan increíble que alguien que gana 330.000 euros anuales!! se plantee dejar su trabajo, me parece tan sumamente increíble… que no me lo creo! 🙂

    De ahí que exista la información de que a este controlador “poco motivado” y tan entusiasta de las causas “justas” le han ofrecido un puesto de despacho (de libre designación) en Madrid… en fin, qué más decir? creo que así sí que se puede uno permitir dejar un trabajo tan bien remunerado!!

    Claro que si esa información no es cierta, un buen día saldrá como noticia que este señor ha sido tan “valiente” que ha preferido quedarse en la calle y empezar a buscar otro trabajo como cualquier pichigato debido a sus férreos principios morales…

    el tiempo lo dice todo… yo… de momento… lo dudo.
    Saludetes Kpax, la foto me parece mucho más auténtica y más noble que el texto, de veras! 🙂

  2. Pudiera ser, por que no, pero inclino a pensar que no.
    Precisamente, poder llegar a perder parte de estas retribuciones y privilegios, pueden llevar a cometer acciones como esta.
    Entiendo que, asumen una responsabilidad importante, pero para mi, tan importante como el chófer que condude el autobus escolar que lleva a mi hija al cole, y a otros 50 niños mas, o tanta responsabilidad comom el minero que dia a dia asume el riesgo de su profesión, y en ambos casos, miembros todos ellos del universal grupo de los mileuristas, mas o menos.
    En fin, lo que mas de molesta, es, como han tenido el valor de jugar con las ilusiones de la gente, asumir hoy en dia el sacrificio de hacer una escapada a Roma, a Paris, a Canarias, a cualquier rincon del mundo, y ver como un pequeño colectivo tiene la poca sensibilidad de acabar con ellos para anteponer sus privilegios, lo dice todo.
    Bueno, como ves no me prodigo mucho en mi blogs en cosas del mundo “real” prefiero mi planeta invisible, me hace mas feliz y es mas dificil que me lo estropeen.
    Kpax
    Asi que vamos a remar en el mismo sentido.

  3. Entiendo que sea un colectivo que tenga estrés y tenga que sacrificar tiempo de su familia y amigos, pero eso nos pasa a todos. Yo,como sanitaria, he trabajado en destinos lejos de mi casa y he tenido que volver, haciendo muchos kilómetros por una carretera en obras y con una tasa muy elevada de muertes por accidentes. Obras que se han paralizado porque no hay dinero.

    No digo que el gobierno haya hecho una nefasta coordinación, pero no, lo siento… todos ponemos de nuestra parte. Rememos, si…pero no nos salpiquemos…

    Besicos


  4. · De los controladores se debiera hablar, siempre, en frío. ¿Que tienen un puesto de responsabilidad? Ya. ¿Más que la maestra de Infantil que maneja los más delicados “aviones” el mundo? ¿más que los sanitarios, des arriba a abajo, que tienen en sus manos las vidas o salud de los más importantes “aviones” del mundo? ¿Más que… cualquiera de las profesiones que aportan su honesto trabajo a que todos los servicios funciones adecuadamente para que sus “aviones” vuelen correctamente?
    · Vaya. He descubierto que sólo los controladores tienen alma, sufren, padecen estrés… y escuatro… Son de otra pasta. La pasta que justifica que tengan unos salarios fuer de toda mesura. Ni en tiempos de bonanza económica podrían justificase. Son irracionales.
    · Sólo nos queda desear que todas las opciones que tenga un gobierno legítimo, caigan sobre ellos, sin perjuicio de las reclamaciones individuales o colectivas de los dañados por su… su… no encuentro palabra.

    · Saludos

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

  5. Jos Blanco quiere ahorrarse hasta el ltimo c ntimo en pagar horas extra de los controladores. Seg n ha podido saber El Confidencial por fuentes de control a reo Aena dio orden el pasado viernes de que no se cubriera con horas extraordinarias ninguna baja o incidencia en la Torre de Barajas siempre que se mantuviera la dotaci n m nima de 16 controladores m s tres supervisores en los turnos de ma ana tarde y noche.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: