Sencillamente fantástica

De: El Planeta invisible

09 02 pm

Categoría: Sin categoría

18 comentarios


En la reciente década de 1970, el pensador Ivan Illich escribió: “El americano típico consagra más de 1.500 horas por año a su automóvil: sentado dentro de él, en marcha o parado, trabajando para pagarlo, para pagar la gasolina, las llantas, los peajes, el seguro, las infracciones y los impuestos (…) Estas 1.500 horas le sirven para recorrer unos 10.000 kilómetros al año, lo que significa que se desplaza a una velocidad de 6 kilómetros por hora”, aproximadamente la mitad de la velocidad que desarrolla un ciclista urbano sin esforzarse.

Más de 30 años después, las palabras de Illich siguen siendo válidas, excepto que ahora se podrían aplicar a la práctica totalidad del mundo desarrollado más las economías “emergentes” de Oriente; es decir, a buena parte de la humanidad.

Hoy sabemos, además, que este uso compulsivo del automóvil es uno de los mayores responsables del crecimiento desbocado de las emisiones de gases de efecto invernadero, de la pérdida de habitabilidad de las ciudades –grandes y pequeñas–, del enorme gasto de tiempo social provocado por los atascos, de que la calle haya dejado de ser un lugar transitable para niños y ancianos, del deterioro de buena parte de nuestros monumentos y lugares de encuentro tradicionales y del enorme estrés al que viven sometidos los habitantes de las grandes ciudades.

Anuncios

18 comentarios el “Sencillamente fantástica”

  1. Muy interesante lo que nos cuentas en esta ocasión. Siempre es un placer leerte. Saludos!

  2. Tienes mucha razón. Tanto coche está provocando que los niños no puedan jugar en la calle, se queden encerrados en casa y se enganchen a videoconsolas, ordenadores, teleseries de baja calidad y programas de sobremesa. Causa efecto. Tal vez algo exagerda!!!

    Besos

  3. Pues a mí me encanta ver la cantidad de gente que todavía por el municipio de Piélagos se mueve en bici, niños y muy mayores ;). Un besuco, vecino… preciosa foto.

  4. No te lo creerás, pero yo no le dedico más del tiempo que estoy dentro de él. Las revisiones oportunas, eso sí, ya ya está. Cuesta de creer, pero hace dos años que no paso por el ‘lavadero’. Ja ja ja. Un abrazo.

  5. Ahí, protagonista total, me gusta esa personalidad que refleja y con la sombra que la hace más grande aún…
    Si tenemos pies y piernas ¿por qué nos empeñamos en hacernos la vida imposible? Nuestro cerebro-mente no funciona bien,no señor… Ya no sabemos que somos ni quienes somos, comodidad decimos, estresados, como dices…eso si, y enfermos y ciegos y…
    K-pax, insisto 🙂

  6. Vida sana y aire puro, buena la recomendación. Mi madre tiene 74 años y está súperbien de salud, diría gracias a Dios, y a su bici también. Porque además, ella disfruta su bicicleta dice que le produce una sensación de libertad.
    Saludos blogueros.

  7. Un placer leerte… como siempre….

    besitos grandotes!!!

  8. Como siempre, buena foto para un buen texto

  9. el mio tiene tres años y 52000 Km, y sólo lo uso para recorrer los 92 km diarios por trabajo. el resto del tiempo, en ciudad, espera paciente mientras uso el autobús o las piernas.

    la foto me gusta.

    un saludo.

  10. Nada como la bici para correr en libertad.
    Que buen escrito.
    que estes bien. abrazos.

  11. Por aquí casi todos nos desplazamos en bici…no se preocupe que en breve resurgirá el boom de las bicis…por cojones!!

  12. Para mi ocio el coche es hoy prácticamente insustituible, por desgracia. Ahora mismo acabo de ir de viaje a un lugar que dista 700 km. de mi casa, con unas combinaciones de tren-autobus que me hubiesen exigido un día entero de transporte, con la consiguiente incomodidad y pérdida de tiempo. Para mí la bici es un perfecto sustituto para la media distancia (o corta, mejor) pero, para llegar a ciertos sitios en el tiempo de que dispongo, el coche es insustituible. Si no tuviese coche, paradójicamente, no podría pasar tres días en el campo, rodeado de bosques, fauna silvestre… y sin ruido de automóviles. Así que me siento inevitablemente culpable.

  13. Gracias por tu visita a mi blog.
    Creo que por las ciudades lo de los coches es excesivo…se coge para tonterías y luego el tiempo que se gana en el trayecto se pierde aparcando. Y no digamos el gasto de gasolina y multas que esto ocasiona…
    A veces se llega antes andando o en bici, debido al exceso de tráfico y la dificultad para encontrar aparcamiento. En algunas ciudades de Europa las bicicletas son mayoritarias.
    Deberíamos ser más responsables en este sentido y sólo coger el automóvil para las distancias largas y necesarias.

    Besos

  14. dos bicis!!! qué guay!! sensación de diversión!!, yo me pillo la grande oscura para dar una vueltita, hace? 🙂

  15. cada dia soy más vaga.. además de que el transporte público no ayuda.. nos lo cargamos todo amigo!

  16. Sí a la bicicleta… sí a ese cambio necesario y que poco a poco se vaya haciendo cotidiano…

    Y preciosa foto, por cierto.

  17. siii

    sencillamente necesaria
    la foto sencillamente preciosa
    el texto sencillamente real.

  18. Ea,ea,ea, Santander pedalea..¡Carril Bici ya!.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: