Romance de la luna

De: El Planeta invisible

11 27 am

Categoría: Sin categoría

5 comentarios




La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira, mira.
El niño la está mirando.
En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.
Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.
Niño, déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.
Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
Niño, déjame, no pises
mi blancor almidonado.
El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño,
tiene los ojos cerrados.
Por el olivar venían,
ronce y sueño, los gitanos.
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.
Cómo canta la zumaya,
¡ay, cómo canta en el árbol!
Por el cielo va la luna
con un niño de la mano.
Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.
El aire la está velando.
F.G.Lorca
Anuncios

5 comentarios el “Romance de la luna”

  1. Una mujer morena
    resuelta en luna
    se derrama hilo a hilo
    sobre la cuna.
    Ríete, niño,
    que te traigo la luna
    cuando es preciso.

  2. Luna de amanecer, tardía y perezosa. Luna de Miguel Hernández, machadiana, de Lorca y Benedetti. Luna del este y del oeste, luna africana y boreal. Luna palaciega, callejera. Luna de niños, anciana de primaveras. Luna de otoño. Luna de insomnio y esperas. De exámenes, luna compañera. Luna marinera. Juncalera. Luna de parto y despedida. De mortal reflejo obsidiano. De aras y sueños. Luna. ¡Qué luna!. Luna del lobo cantor. De nostalgia, de esperanza y de futuro. Luna de Romeos. Luna prehistórica, eterna. ¿Qué no has visto?. Luna cómplice, playera y confidente. Luna de guitarra. Costalera. Saeta o silenciosa. Luna de aquelarre. Luna llena. Viajera. Luna de reyes y plebeyos. Luna Galilea. Luna de cuentos. Luna de hambre. De sed. Luna de Amazonas, egipcia o tibetana. Luna de romerías. De santos y demonios. Luna tropical. Luna, siempre luna, de risas y de lloros, luna amiga. Déjanos sólo una foto, antes de que llegue el día.

  3. Adoro a Lorca y este mismo poema, no completo, lo puse para ilustrar uno de mis fotomontajes el 4 de abril, por si lo quieres ver. Tengo algunas fotos de la luna, porque me encanta.

    ¿Son tuyas las Fotos? Es que en esto de los blog se usa mucha foto de internet y ya no lo sabes. En mi caso la imagen manda sobre el texto. Me gusta escribir mucho, pero ahora me divierte más la imagen.

    Me quedo un ratito a echar un vistazo.

    Besos.

  4. Tremendo el dramatismo en el que se encuadra este poema, toda una metáfora, y la luna, la luna muerte, pasión. Pero sobre todo muerte.

    Quienes conocieron a Federico García Lorca, le definieron como un hombre que emanaba alegría, su canción preferida “yo me sube a un árbol verde por ver si la divisisaba….”, siempre inquieto con su Barraca, vanguardista, genial, un gran hombre.

    Pero ¿y el dramatismo?. Como recuerda Buñuel en “su último suspiro”, imaginando el miedo que debió sentir cuando iban a asesinarle, el miedo que siempre demostró a través de su poesía a ésta.

    Final dramático, inexplicable que forma parte de la nuestra terrible historia, como drámatico es el poema. lola fuentes.

  5. La Luna y Lorca, Lorca y la Luna… desde luego es una de las parejas de novios más envidiada de la literatura.

    Gracias por tu visita a Scriptoria.

    Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: