6:40

De: El Planeta invisible

10 03 am

Categoría: Sin categoría

4 comentarios


Anuncios

4 comentarios el “6:40”

  1. bonita foto, quiero imaginarme el lugar….

  2. Port Lligart (Cadaques)

  3. No me gusta leer y oir musica al mismo tiempo, pero hace 10 minutos, releyendo esta entrada y escuchando a Ludovico Eianudi se ha producido un momento mágico…. y he soñado de nuevo.

    Ascenderás por el cielo dejándote llevar de la mano por los Niños Perdidos. Y con ellos saldrás por la noche a recolectar estrellas en una canastilla de plata.
    -¿Qué son las estrellas?
    -¡Ah. Las estrellas…!
    La gente dice muchas cosas. Pero yo te contaré el secreto.
    Son lágrimas de miles de dioses incapaces de responder a tanto “¿Por qué?”.
    Pero no te inquietes. A ti te daré algo mágico, superior a todo su poder. Algo que acallara el trueno y apagará el rayo de la tormenta en el invierno. Que silenciará los gritos. Que en las noches de verano abrira la ventana de tu habitación para que entre el aire fresco. Que arrullará tu almohada alejando las pesadillas. Algo que calmará tu ansiedad, que te protegerá de los malos, del Hombre del Saco, de Camuñas. Algo que enternecerá al mismo Capitán Garfio.
    Sólo es una Palabra. Pero cuando la pronuncies, hará que todas las cabezas se giren hacia ti. Que se pare el mundo. Que se detenga la rutina un momento para ver qué quieres. Que seas la protagonista de todos los cuentos, de Cenicienta, de Blancanieves, de Alicia en el Pais de la Maravillas.
    Si, Pizca, si. Cada animal de esta selva será un Hada dispuesta a concederte, no tres, sino mil deseos. Esa Palabra que te daré, encenderá la luz en cada casa durante la madrugada, para explicarte que sólo era un sueño. Que no tengas miedo. Que no pasa nada. Que los monstruos se han ido.
    Y te volverás a dormir. A soñar que vuelas, con tus zapatos de cristal, soplando nubes, rodando planetas, persiguiendo estrellas fugaces y jugando al escondite con la luna y el sol.
    Tú, Pizca, reirás alegre y sonará tu risa entre los árboles. Pondrás patas arriba el Olimpo de Zeus. Espantarás manadas de cebras, bandadas de patos. Los monos huirán asustados a las copas más altas, mientras el conejo y el orangután miran embobados cómo dibujas, con tus brazos, en el aire, un mundo de fantasía.
    Cuando te encuentres sola; cuando tengas miedo; cuando necesites algo, simplemente tendrás que susurrar esa Palabra … ¡mamá! “

    20 de septiembre de 2007 23:59

  4. Asignado el puesto de editor. Reconfortante.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: