Sentidos

De: El Planeta invisible

09 19 pm

Categoría: Sin categoría

6 comentarios


Nada enriquece tanto los sentidos, la sensibilidad, los deseos humanos, como la lectura. Estoy completamente convencido de que una persona que lee, y que lee bien, disfruta muchísimo mejor de la vida, aunque también es una persona que tiene más problemas frente al mundo

Anuncios

6 comentarios el “Sentidos”

  1. Hola!! me encanta leer, desde muy pequeña soy una mujer a un libro pegada, es mas mi madre me riñe si me ve aparecer por casa con una bolsa de un libreria, en mi bolso o maleta siempre viaja un libro.Me ayudan a evadirme de mis problemas y sumergirme en sueños y deseos. Pero nunca me apartan de llevar una vida lo mas plena y feliz que pueda, o me permitan jeje

  2. A veces, también, prefiero vivir en mi ignorancia..

  3. En alguna epoca me preocupaba el olvidar lo que leia. Recordaba conceptos, ideas, pero no el libro en si. Tuve la suerte de encontrar uno en el que habia algo relacionado. No puedes recordar lo que has comido hace una semana, un mes, y menos un año atras, salvo que fuera algo excepcional. Sin embargo, cada una de esas comidas cumplio su cometido. Sentiste el placer de comer, su sabor, posiblemente comentaras con alguien lo agradable que era. Te alimento. Te surtio de lo necesario para vivir, etc. El leer es algo parecido. En esa pagina venia a decir que, despues de haber leido todo y haber olvidado, tambien, todo, el poso que queda en la Cultura. Que aproveche.

  4. Kpax, version moderna de El Principito:
    Al correr del tiempo me he consolado un poco, pero no completamente. Sé que ha vuelto a su planeta, pues al amanecer no encontré su cuerpo, que no era en realidad tan pesado… Y me gusta por la noche escuchar a las estrellas, que suenan como quinientos millones de cascabeles…

    Pero sucede algo extraordinario. Al bozal que dibujé para el principito se me olvidó añadirle la correa de cuero; no habrá podido atárselo al cordero. Entonces me pregunto:

    “¿Qué habrá sucedido en su planeta? Quízás el cordero se ha comido la flor…”

    A veces me digo: “¡Seguro que no! El príncipito cubre la flor con su fanal todas las noches y vigila a su cordero”. Entonces me siento dichoso y todas las estrellas ríen dulcemente.

    Pero otras veces pienso: “Alguna que otra vez se distrae uno y eso basta. Si una noche ha olvidado poner el fanal o el cordero ha salido sin hacer ruido, durante la noche…”. Y entonces los cascabeles se convierten en lágrimas…

    Y ahí está el gran misterio. Para ustedes que quieren al principito, lo mismo que para mí, nada en el universo habrá cambiado si en cualquier parte, quien sabe dónde, un cordero desconocido se ha comido o no se ha comido una rosa…

    Pero miren al cielo y pregúntense: el cordero ¿se ha comido la flor? Y veréis cómo todo cambia…

    ¡Ninguna persona mayor comprenderá jamás que esto sea verdaderamente importante!

  5. Ascenderás por el cielo dejándote llevar de la mano por los Niños Perdidos. Y con ellos saldrás por la noche a recolectar estrellas en una canastilla de plata.
    -¿Qué son las estrellas?
    -¡Ah. Las estrellas…!
    La gente dice muchas cosas. Pero yo te contaré el secreto.
    Son lágrimas de miles de dioses incapaces de responder a tanto “¿Por qué?”.
    Pero no te inquietes. A ti te daré algo mágico, superior a todo su poder. Algo que acallara el trueno y apagará el rayo de la tormenta en el invierno. Que silenciará los gritos. Que en las noches de verano abrira la ventana de tu habitación para que entre el aire fresco. Que arrullará tu almohada alejando las pesadillas. Algo que calmará tu ansiedad, que te protegerá de los malos, del Hombre del Saco, de Camuñas. Algo que enternecerá al mismo Capitán Garfio.
    Sólo es una Palabra. Pero cuando la pronuncies, hará que todas las cabezas se giren hacia ti. Que se pare el mundo. Que se detenga la rutina un momento para ver qué quieres. Que seas la protagonista de todos los cuentos, de Cenicienta, de Blancanieves, de Alicia en el Pais de la Maravillas.
    Si, Pizca, si. Cada animal de esta selva será un Hada dispuesta a concederte, no tres, sino mil deseos. Esa Palabra que te daré, encenderá la luz en cada casa durante la madrugada, para explicarte que sólo era un sueño. Que no tengas miedo. Que no pasa nada. Que los monstruos se han ido.
    Y te volverás a dormir. A soñar que vuelas, con tus zapatos de cristal, soplando nubes, rodando planetas, persiguiendo estrellas fugaces y jugando al escondite con la luna y el sol.
    Tú, Pizca, reirás alegre y sonará tu risa entre los árboles. Pondrás patas arriba el Olimpo de Zeus. Espantarás manadas de cebras, bandadas de patos. Los monos huirán asustados a las copas más altas, mientras el conejo y el orangután miran embobados cómo dibujas, con tus brazos, en el aire, un mundo de fantasía.
    Cuando te encuentres sola; cuando tengas miedo; cuando necesites algo, simplemente tendrás que susurrar esa Palabra … ¡mamá! “

  6. Bonito y cierto


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: